Bienvenidos !!

Sean todos y cada uno bienvenidos en El Mundo de Lapislázuli, lugar donde se encuentra el Templo / Palacio Sagrado de la Diosa Kwan Yin.
En este lugar humildemente busco honrar a la Madre Amorosa, que con su presencia y asistencia continua a toda la humanidad a través de su valioso y maravilloso servicio nos presta a diario desde su hermoso corazón con la llama violeta. Tratare a través de este blog dar a conocer su historia, así también como su valiosa, incansable y amorosa ayuda a todos los seres que acuden a ella.
Los invito entonces a que se animen a adentrarse en la experiencia de conocerla y atraerla a sus vidas.

Om Mani Padme Hum, Om Mani Padme Hum, Om Mani Padme Hum....
canta infinitamente sin cesar mi corazón...
Namaste

16 de agosto de 2009

Mantra a Kwan Yin


Kwan Yin siempre escucha nuestras plegarias y las responde, no es necesario ningún ritual especial para contactarla. Si deseamos sentir una conexión más centrada en el corazón podemos utilizar flores. Por ejemplo, podrían sostener una flor, contemplar una planta que está echando brotes o un ramo, también dibujar o mirar la imagen de unas flores.

Quienes trabajan estrechamente con Kwan Yin suelen recitar este mantra que corresponde a la Compasión: Om Mani Padme Hum, que significa «Salve la joya de la flor de Loto» o «Yo Soy la flor de Loto, joya sagrada que ilumina mi Ser interior» o «¡Oh, joya en el Loto!».

El mantra Om Mani Pädme Hum es fácil de decir y al mismo tiempo muy poderoso, ya que contiene la esencia de todas las enseñanzas. Cuando decimos la primera sílaba “Om” está bendecida para ayudarnos a lograr la perfección en la práctica de la generosidad. “Ma” ayuda a perfeccionar la práctica de la ética pura, y “Ni” ayuda a conseguir la perfección en la práctica de la tolerancia y paciencia. “Päd”, la cuarta sílaba, nos ayuda a lograr la perfección en la perseverancia. “Me” nos ayuda a lograr la perfección en la práctica de la concentración. La sexta y última sílaba “Hum” nos ayuda a lograr la perfección en la práctica de la sabiduría.

En el budismo tibetano se piensa que recitando el mantra de Chenrezig, Om Mani Padme Hum, ya sea a viva voz o mentalmente para uno mismo, se invoca la poderosa y benevolente atención de Chenrezig, la expresión de la compasión de Buda. Se dice que ver el mantra escrito tiene el mismo efecto, por lo que puede encontrarse en lugares donde sea bien visible, incluso grabado en piedras.

Según los maestros del budismo tibetano, todo el conjunto de las enseñanzas del Buda está contenido en el mantra Om Mani Padme Hum. No es una frase que pueda traducirse literalmente a ningún idioma, sin embargo lo mas importante será que al cantarlo, se conecten con su corazón y así se ayuden a liberar del sufrimiento, a través de la compasión, y ayuden a otros a liberarse también, al igual que ustedes...

Om Mani Pädme Hum. Om Mani Pädme Hum. Om Mani Pädme Hum. Om Mani Pädme Hum. Om Mani Pädme Hum. Om Mani Pädme Hum. Om Mani Pädme Hum...infinitamente canta, canta y canta mi corazón...

No hay comentarios: